Cómo envejecer un marco de madera

Cómo envejecer un marco de madera

Si queremos envejecer un marco de madera, necesitamos papel de lija, una brocha (cuanto más barata mejor), una vela o cera de vela, pintura satinada blanca y en otro u otros dos colores (en este ejemplo, roja y verde).

Si el marco tiene un acabado brilloso, le pasamos la lija para que salte la pintura. Damos una capa de pintura de color (p.e. roja) al marco. Esperamos a que se seque. Antes de dar la segunda capa, frotamos generosamente el marco con cera sobretodo en las esquinas y bordes, porque son los lugares donde más parecen desgastados los marcos con el paso del tiempo. Con la aplicación de la cera de vela también conseguimos que la segunda capa de pintura no se pegue a la primera. A continuación, le damos la segunda capa con la otra pintura de color (verde). Y esperamos a que se seque. Doblamos una hoja de papel de lija formando un borde puntiagudo y comenzamos a lijar por las zonas en los que hemos aplicado más cera. Cuando comienza a aparecer la pintura roja, de la primera capa, lo dejamos y pasamos a otro zona.

Ahora, volvemos a aplicarle cera frotándola, y poniendo más cantidad donde se ve la pintura roja, y la verde alrededor. Por último, le damos al marco una capa de pintura blanca. Esperamos a que se seque y, volvemos a lijar las zonas con más cera, donde se descubrirán los dos colores, rojo y verde.

Y así quedará listo el marco, y envejecido.